El spatifilium y sus cuidados

Floristerias Ikebana         Pinterest  Facebook  Twitter    Youtube 

CATEGORIAS


COMPLEMENTOS










El spatifilium y sus cuidados

Compartir cuesta muy poco :)



El spatifilium es una bonita y decorativa planta de interior. Tiene su origen en las selvas tropicales de Colombia. Sus hojas de color verde brillante y sus flores blancas aportan elegancia a cualquier rincón de nuestro hogar; además de purificar el aire de nuestra casa, ya que eliminan sustancias nocivas y oxigenan el aire.

Cuidados de la planta.

El lugar ideal para plantar un spatifilium es un tiesto o jardinera en cuyo fondo colocaremos pequeñas piedras para que tenga un buen drenaje; así facilitaremos su crecimiento.

El spatifilium necesita luz moderada, luminosidad, pero nunca sol directo, ya que no aguanta  las temperaturas elevadas. Tampoco hay que exponer la planta a corrientes de aire ni bajas temperaturas. Su hábitat ideal aquel con un ambiente húmedo, entre 15 y 22 grados.

Hay que abonarla en primavera, que es cuando mayor es su floración; y aprovechar para cambiarla a otra maceta más grande para que siga creciendo. Un exceso de abono podría quemar sus raices.

El riego puede hacerse colocando una bandeja con agua y colocando el spatifilium hasta que absorba el agua que necesite. Si se riega directamente, hacerlo por los lados; ya que si se mojan los tallos es más fácil que aparezcan hongos.

Problemas más habituales del spatifilium.

- Planta seca: es posible que el clime no sea el adecuado. Recuerda, nada de sol directo y bastante humedad.

- Planta oscurecida y marchitada: en este caso puede que nos estemos pasando con el riego. Disminuye el riego, y a ser posible hazlo por abajo, con una bandeja o plato con agua.

- Hongos, arañas rojas y demás parásitos: lo único que podemos hacer es fumigar el spatifilium con algún tipo de insecticida. En algunos casos, los hongos también pueden aparecer por el exceso de riego.